El día de los santos difuntos

En Polonia celebran el Día de los muertos el primero de noviembre. Los cementerios están llenos de personas que van a misa y dejan flores y velas a sus difuntos. Pero no ponen una vela por tumba, son muchas, más de cinco por ‘regla’: pareciera como si cada familia compitiera por quién ilumina mejor la sepultura.

El viernes fuimos con la familia de mi novio a visitar el cementerio donde su abuelo y su abuela materna están enterrados -la abuela murió hace un mes-, fuera de la ciudad. La familia adornó la tumba con unas 20 velas por lo menos y con unos tres ramos. C., mi novio, dice que cada persona que visita a un difunto por costumbre lleva una vela, pero que algunas familias llevan varias para evitar que la tumba parezca abandonada.

La mamá de C., que es muy amable conmigo, me sorprendió y compró una vela para mi mamá. Luego la llevamos a un lugar especial para los difuntos que no están allí: bajo una cruz del cementerio, junto a velas prendidas para otros difuntos en el extranjero.

En la tarde comimos con la familia materna pero entendí muy poco de sus conversaciones en esa jeringonza que es el polaco. Aquí no son muy unidos con primos y tíos, pero para esta fecha siempre se encuentran, así que recordé mucho las reuniones con los Espitia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s