Por una cabeza (tango tonto por una boleta)

Hace más de un mes supe que Ennio Morricone estaría en concierto en Breslavia. Empecé a informarme sobre su trabajo. Me programé para ver las películas donde había participado. Mi plan era escribir sobre su presentación, hablar con sus músicos y vender la historia. Por fortuna me rechazaron la oferta de artículo. Solo podré asistir al evento en mi imaginación.

En enero las boletas ya estaban agotadas (se habrían vendido en octubre pasado), y aunque en febrero habían puesto otras a la venta, esas pocas se acabaron en minutos. Comprar entradas para conciertos de estrellas es una técnica que no domino, especialmente si la información de la venta es ambigüa. ¿Qué quiere decir “sobre las doce”? ¿Doce del día, doce de la noche?

Intenté comprobarlo:

Lunes 8 de febrero a la medianoche en la página Web: “las boletas no están disponibles”. Lunes a las 11 a.m.: el mismo mensaje.

Supuse entonces que la página donde se vendían las boletas colapsaría con los cientos de clics al mediodía de ese lunes. “Mejor comprarlas directamente en la tienda”, concluí orgullosa. Entré al centro comercial cuando faltaban cinco minutos para las doce. No quería llegar temprano a la caja, y decidí sacar plata porque mi tarjeta había sido rechazada una vez en ese negocio. El reloj recién marcaba las doce y ya salía alguien alegre de la tienda con dos boletas en la mano. ¿Acaso habían empezado a venderlas a las once? ¿O desde por la mañana?

510_1_Ennio-Morricone-4

El vendedor en la caja de “bilety” hablaba con un hombre que tenía una billetera en la mano. Parecían tener problemas con el pago. “Estas son las últimas boletas”, le escuché al cajero. Debo haber entendido mal, pensé. El corazón empezó a agitarse. Ya eran las doce y cinco. ¡No! ¡Se van a acabar las entradas! Otro hombre en la fila compró una boleta para algún otro evento, y seguían corriendo los minutos. Por fin frente al cajero, le dije en inglés, para evitar confusiones, “dos boletas para Ennio Morricone, por favor”. “Acabo de venderlas”, dijo.

Salí rápido hacia el tercer piso. Allí había otra tienda donde supuestamente se podían comprar. Esta vez probé a preguntar en polaco. Entendí, “no, ya no hay. Intente en la página Web”. Seguí su consejo en los sofás del centro comercial. Ya eran las 12 y 15. No me hacía muchas ilusiones. Las boletas por 590 zl (490 mil pesos) para VIP aparecían disponibles. Cinco minutos más tarde las más baratas, por 129 zl (110 mil pesos) también se podían comprar. Le di clic. “Error, la página no existe”. Probé más veces. “Error”. “Error”.

Ahora lo sé: “Sobre las doce” son las once y cincuenta minutos.

*

Intenté acreditarme como prensa. Incluso contemplé ofrecerme como voluntaria para asistir al concierto. Al final olvidé esta última opción: quién sabe si eso me habría garantizado ver a Ennio en la tarima. Y de la oficina de comunicaciones terminé por recibir una negativa: “Lo sentimos, no hay suficientes entradas para todos los periodistas”, me respondieron. Tampoco ocurrió el milagro de que una emisora regalara pases.

Muchos nos quedamos antojados de admirar al prolífico Ennio, a sus 87 años, dirigiendo una orquesta.

Este era un evento de Breslavia como reina Capital Europea de la Cultura. Y siguen corriendo rumores de amiguismos y mala organización. Una relacionista pública, que trabajaba en el centro de conferencias donde el compositor italiano se presentará hoy, quería asistir. Les preguntó a sus jefes si podrían darle una boleta. No. A pesar de trabajar en la oficina de comunicaciones del lugar, no. Los amigos de sus jefes usarían su cupo. Y así, algún amigo de un amigo seguramente también ocupará mi cupo y el de otros mal relacionados con los lord de la cultura.

Mientras tanto, en San Sebastián (España), la otra Capital Europea de la Cultura, los eventos y conciertos son gratis. Espero que allá nadie sufra por una boleta.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s