Cubitos de hielo

Hace tanto frío que los enanitos en las calles de Breslavia decidieron ponerse chaquetas y bufandas (aunque, mirándolo bien están poco abrigados: andan descalzos, sin gorro ni guantes para sorportar los -10 grados centígrados de los últimos días en las noches).

enanito

“Le deseo que tenga una Navidad nevada junto a su familia”, me pareció escuchar en una conversación entre un tendero y una mujer en el mercado, el 23 de diciembre pasado.

La Navidad blanca es un anhelo habitual entre los polacos: el regalo perfecto para los días 24, 25 y 26. Por eso hay predicciones metereológicas en los periódicos antes de la celebración. Este año, por ejemplo, se concluyó que la Navidad estaría “fea”: es decir, nublada y lluviosa; en cambio para mí es más feo el hielo.

riocongelado
El río Odra a las afueras de la ciudad

La nieve finalmente llegó dos semanas después de lo esperado, tras las vacaciones decembrinas. Y ahora los patos parecen pingüinos que saltan entre el agua y los bloques de hielo de los canales del río Odra en el centro: hoy un grupo grande de ellos recibía comida bajo un puente, junto a cinco cisnes.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s